jueves, 24 de mayo de 2012

Con el Reciclaje al Cuello: Cadenas

Os voy a ser sincera, a lo largo de mucho tiempo se han llevado complementos y prendas que incluían entre sus materiales las cadenas, y puede que sea porque tengo un lado un poquito macarra o porque pensaba montar una ferretería si la cosa no iba bien, pero he ido guardando todas las que sobraban cuando la prenda terminaba por estropearse.


Planteándome qué hacer con tanto metal me di cuenta de que en realidad las cadenas, sean del tamaño que sean, son fácilmente combinables con otros materiales y texturas en forma de tira.

También es interesante ver de qué manera se puede introducir un elemento externo, como en el primer caso de esta entrada. Un broche que a una amiga no le gustaba un pelo y que me dio por partida doble (sí, se compró dos iguales). Era uno de esos detalles de las prendas del grupo Inditex, que hacen que una prenda valga 10 euros más. Supongo que ya sabéis a lo que me refiero.



El caso es que he estado dándole salida a este material y cada día lo veo con más potencial. Es posible que hasta me planee el comprar cadena suelta para hacer alguna cosita por mi cuenta.

En resumen, reciclar cadenas es bastante sencillo y resultón, lo único que debéis tener en cuenta es no cargaros demasiado para no terminar como Mr. T.

No hay comentarios:

Publicar un comentario